TOQUE DE QUEDA NOCTURNO Y ESTADO DE ALARMA

Los medios de comunicación lo anunciaban desde hacía días y ya es un hecho. Los ciudadanos volvemos a tener limitados nuestros derechos fundamentales para luchar contra la pandemia del coronavirus y vamos a tener que seguir viviendo, trabajando, estudiando, relacionándonos, en un escenario muy complicado e incierto.  El estado de alarma lo hemos experimentado en meses pasados, pero, ¿en qué consiste el toque de queda? No se trata de un concepto jurídico regulado por una concreta norma de nuestro ordenamiento jurídico. Si acudimos al diccionario panhispánico del español jurídico nos lo define como una “medida gubernativa que, en circunstancias excepcionales, prohíbe el tránsito o permanencia en las calles de una ciudad durante determinadas horas, generalmente nocturnas”. En definitiva, se trata de una medida restrictiva de la libertad de movimientos de los ciudadanos en un margen horario determinado que acuerda el Gobierno por medio de la figura del Decreto-Ley, sin cobertura legal previa, que junto con el estado de alarma debe ser […]

ENSEÑANZA SEGURA LIBRE DE CORONAVIRUS

El pasado 1 de septiembre la mayoría de docentes, maestros y profesores, se incorporaron a sus respectivos colegios e institutos, y demás centros de enseñanza, para comenzar el curso escolar 2020-2021. La novedad respecto a los cursos anteriores es que comienzan el desempeño de su trabajo en un escenario de rebrote de la pandemia del COVID 19, y el problema es que lo hacen con un enorme desconocimiento de las medidas de protección a las que tienen derecho, y por ende con la aparejada preocupación respecto al riesgo que ello supone para su salud, e incluso para sus vidas puesto que un porcentaje de la plantilla de empleados públicos es, además, personal de riesgo por padecer alguna patología o dolencia previa. Como es sabido, aunque el Estado mantiene la competencia sobre las bases del régimen estatutario, las Comunidades Autónomas tienen asumidas las competencias de desarrollo en materia sanitaria y la mayoría han dictado estas últimas semanas algunas instrucciones relativas a[…..]

SOLUCIONES LEGALES ANTE LA INSOLVENCIA. SEGUNDA OPORTUNIDAD.

(Publicado en Economist & Jurist el 9 de junio de 2020) Andando la vida, tanto las personas físicas como las jurídicas tenemos momentos de éxito en los que las circunstancias nos son favorables y momentos en los que los planes y expectativas se nos tuercen. En estas etapas negativas solemos poner nuestros mejores esfuerzos para superarlas y salir reforzados, pero en ocasiones todo parece ponerse en nuestra contra: los vencimientos de nuestra deuda financiera se nos acumulan, nos cuesta atender las obligaciones tributarias y laborales, no podemos atender el pago a los proveedores, corremos el riesgo de no poder cumplir con los clientes, las entidades financieras nos piden garantías complementarias, y estas circunstancias nos afectan no solo a lo profesional sino también a lo personal.  Ante una situación de crisis como la descrita no debemos actuar de forma improvisada presa de nuestras emociones, puesto que lo más probable es que la situación empeore o que se reproduzca el problema acrecentado[…..]

DE NUEVO LA PLUSVALÍA MUNICIPAL

El impuesto sobre incremento de valor de terrenos de naturaleza urbana-IIVTNU en adelante-, llamado popularmente impuesto de la plusvalía parece estar firmemente decidido a posicionarse en nuestra doctrina actual y reciente como la propia constante de la gravedad. La última decisión sobre este impuesto la encontramos en la reciente Sentencia del Tribunal Supremo nº 435/2020 de 18 de mayo, que ha dado también bastante que hablar sobre todo a colación de determinados fragmentos que a modo de titulares han generado la impresión que nuestro Alto Tribunal ha cambiado el criterio seguido hasta el momento tras la STC 59/2017, y la propia STS de 9 de julio de 2018, limitando la posibilidad de los contribuyentes de reclamar el impuesto en los supuestos en los que la liquidación del mismo ya fuera firme. Por ello es necesario aclarar que la doctrina imperante en nuestra doctrina, especialmente desde el año 2017, se mantiene esencialmente, es decir: 1. Los artículos 107.1 y 107.2 a) de la Ley de Haciendas[…..]